FORUM “ Escuelas  Municipales de Música: educación y cultura para todos”

 

 

Estimado profesor:

 

Este Forum, a celebrar en Barcelona del 2 al 6 de Julio tiene una doble finalidad: por un lado, como parte troncal indispensable, la formación del profesorado y por otro lado, no menos importante, concientizar al profesorado de las características específicas del contexto social e ideológico en el que está desarrollando su profesión dentro del marco jurídico que intencionadamente se ha previsto para ello.

En sí misma y en cualquier caso, la continua formación de los profesionales que se dedican a la educación musical resulta factor indispensable pero cobra especial importancia en este caso, dado que, nos hallamos inmersos en el desarrollo de una reforma educativa (con nueva ley de ordenación publicada en 1990, LOGSE)

 De ella y una nueva ordenación del sistema educativo en lo que a música se refiere, se traducen nuevos objetivos de la enseñanza musical lo que debe derivar ineludiblemente, en el uso de nuevos recursos didácticos acordes al objetivo de las enseñanzas y nuevas metodologías; en definitiva, debe traducirse en nuevas prácticas educativas que obligan a un grado importante de implicación, reflexión y experimentación de los enseñantes

 Dicha reforma, todavía no es comprendida por los profesionales de la música y para expresar en mi opinión, el motivo de esta incomprensión  me atreveré a referirme a la física:

En física, y como esencia de la materia, nos encontramos con la inercia. La inercia se define como la resistencia a un cambio de movimiento: todos los cuerpos se mueven, podemos decir, que no existe la quietud aunque existe la velocidad = 0; todo cuerpo trata de oponerse a un cambio en su velocidad tanto a acelerar como a reducir, esto es, la resistencia a variar la velocidad del movimiento.

Todo esto, en psicología, tiene traducción dentro del comportamiento humano, es decir, que existe la resistencia al cambio con la característica, además, de que cuando el sujeto impulsa un cambio se mueve siempre hacia campos que representen mejora en su calidad de vida (en sujetos normativos, claro)


En el tema que nos ocupa, hemos visto como los profesionales a menudo se niegan al “cambio” aparentemente sin argumentos objetivables, lo que me lleva a usar los términos de inercia y resistencia provocada en cualquier cambio de la velocidad de movimiento

Con este encuentro pretendemos generar “fuerza” que se traduzca en cambio de movimiento, pero además, y este es el otro objeto de este forum, queremos crear el caldo de cultivo para que se produzca y fructifique en un contexto y con una dirección determinadas:

En España, hasta el año 90, la música era privilegio de unos pocos que podían acceder a ella en unos centros únicamente profesionalizadores, conservatorios, de los que además, me atrevo a cuestionar la eficacia de su acción, teniendo en cuenta los resultados obtenidos: tenemos un país de escasa y poco ilustrada afición, lleno de orquestas formadas por personas de fuera del país, debido a que, a pesar de ser uno de los países de Europa con mayor número de conservatorios no hemos generado suficientes profesionales y los que hemos generado, salvando honrosas excepciones, no pueden competir en el mercado europeo.

No hemos ofrecido un acceso a la formación musical para la mayoría de los ciudadanos, ya que, el sistema no lo hacía posible y además, hemos carecido de pedagogos profesionales en música, salvando excepciones también, que lo llevasen a cabo con garantías de calidad.

 

En la nueva ordenación del sistema educativo se contemplan las escuelas de música como nuevo modelo de centro para acceder a la formación musical, de carácter predominantemente aficionado con, al menos, mecanismos que pueden dar ciertas garantías de calidad: programas educativos, proyectos educativos de centro, programaciones específicas que tienen que ver con contenidos y no con repertorios, etc.

Las escuelas tienen el objetivo de trabajar todos los días con la intención de socializar la música y democratizar la formación musical de la ciudadanía, definiéndose la escuela de música en este quehacer, como servicio al ciudadano de un centro de formación que tiene a su vez una importante traducción cultural en la sociedad que lo hace ser; es una apuesta por la formación musical del ciudadano y se ocupa, precisamente, de la formación de una sociedad que demande al fin este tipo de ofertas culturales; seguramente, a medio plazo y siguiendo esta dirección la tendremos

 

Es la importancia de la democratización musical y la socialización de la música el contexto ideológico que pretendemos hacer llegar a los profesores que reciban este forum: los recursos y la actitud en la clase están enmarcados en este contexto que pretende un objetivo de interés común.

La democratización musical es el eje transversal de esta semana, y Vd., como ponente de este forum se convierte en agente transmisor de ésta, nuestra idea:

la formación del profesor contextualizada ideológicamente en la socialización de la música y la escuela de música como medio que lo posibilita.

 

 

Respetuosamente,

Inma Marrero

Dirección y responsable de organización